MINERÍA PERÚ

MINERÍA PERÚ
MINERÍA PERÚ

miércoles, 26 de febrero de 2014

Rentabilidad Sostenible = Estado Mental Positivo – I

Rentabilidad Sostenible = Estado Mental Positivo – I por VÍCTOR VIGNALE

La rentabilidad sostenida es proporcional al estado mental positivo de la empresa.Cultivar una mentalidad positiva contribuye ciertamente no solo a saludables niveles de ánimo, sino también a mayores niveles de productividad laboral y por ende mayor rentabilidad sostenible.

El corazón alegre es capaz de andar todo el día, las ruedas tristes a la milla se detienen. W. Shakespeare.

Intuitivamente se puede inferir esta premisa, científicamente también se ha llegado a la misma conclusión. En un comentado artículo1 de la revista de la Sociedad Americana de Psicología los investigadores Sonja Lyubomirsky, Laura King y Ed Diener destacaron sólida evidencia sobre la existencia de una relación directa entre niveles de satisfacción de vida y niveles de éxito empresarial – los hallazgos se basaron en un meta-análisis de 225 estudios académicos.

Algunos de los efectos más saltantes de desarrollar una estado mental positivo en la empresa, son los siguientes:

Mayor 
1. Productividad 
2. Resiliencia 
3. Volumen de Ventas
4. Colaboración

Menor
1. Rotación 
2. Burn out ( perdida de interés en el trabajo, por exceso del mismo, en el largo plazo)


}Shawn Achor2,3 experto de Harvard en Positive Psychology, acota que la mayor ventaja competitiva en esta economía moderna es el poseer un cerebro con buen enfoque y estado mental positivo.
Y es que las actividades laborales generan resultados superiores cuando el cerebro se encuentra en un estado de positivismo. Según las investigaciones, añade, una mentalidad positiva se puede traducir en 23% mayor energía a pesar de situaciones de estrés, 31% mayor productividad, 40% mayores probabilidades de ser ascendido y también en una mayor propensión a la longevidad.
¿En la práctica cómo se experimentan los beneficios en cuanto a clima laboral y rentabilidad?
Supongamos que un proyecto crítico, que involucra a varias personas sufre un traspié en el camino. La oficina de cultura o liderazgo disfuncional inicialmente probablemente enfoque sus energías en buscar culpables. Un email, con mucha gente copiada, se transformará en cincuenta - los involucrados se justificarán y la pelota de la ‘culpa’ se la pasará rebotando de uno a otro. Siguiendo esta línea se pierde tiempo, se elevan los niveles de estrés y desconfianza, se merma el espíritu de colaboración y la solución no solo tarda en llegar sino en implementarse - el campo es árido y está cerrado a la creatividad.
Por otro lado en la oficina de cultura positiva y de asertividad madura, el o los líderes probablemente se reúnan rápidamente en persona, analicen la situación, aprendan de la misma y proceden a compartir ideas para la solución mas creativa y eficiente posible. Con esta dirección, se tiene la costumbre de identificar el problema como tal, mas no a una persona con el problema. No se toman las cosas personalmente. Hay motivación y se trabaja en colaboración para lograr el objetivo. Incluso puede que hasta se haya aligerando el ambiente inicial contando un chiste que relaje la mente.
Observando la realidad de dos extremos opuestos, es evidente deducir que en la primera empresa la moral laboral es baja, la rotación más alta al promedio, y por lo tanto rentabilidad o es menor a su potencial máximo o no es sostenible. Asimismo, en el segundo caso, la moral es mas sólida, los integrantes tienden a sentirse parte de una unidad, empoderados y comprometidos con la empresa. Están contentos en el trabajo y van más allá de sus responsabilidades, dando lo mejor de sus capacidades. La rentabilidad es mayor al promedio y es sostenible en el tiempo.
En tiempos de alta competitividad y crecimiento empresarial es fácil olvidar lo importante que es mantener un clima laboral que ayude a la competitividad y al crecimiento sostenido.
¿Recuerdas épocas en tu vida profesional, en las que perteneciste a equipos de oficina donde la cultura era agradable y otras donde era todo lo contrario? ¿Cual crees que era el origen de la cultura cooperativa vs. cultura poco cooperativa o negativa? ¿ Crees que esto es cierto en todos los casos?



Referencias:
1. The Benefits of Frequent Positive Affect: Does Happiness Lead to Success? 
Psychological Bulletin, published by the American Psychological Association (APA) (2005) 
Artículo por Sonja Lyubomirsky, PhD, Laura King, PhD, Ed Diener, PhD http://www.apa.org/pubs/journals/releases/bul-1316803.pdf
2. The Happiness Advantage: The Seven Principles of Positive Psychology That Fuel Success and Performance at Work (Crown Business, 2010)
Libro por Shawn Achor, M.A. http://www.amazon.com/The-Happiness-Advantage-Principles-Performance/dp/0307591549
3. The Happy Secret to Better Work
Charla en TED por Shawn Achor
http://www.ted.com/talks/shawn_achor_the_happy_secret_to_better_work.html

viernes, 21 de febrero de 2014

Alberto Benavides de la Quintana

RICHARD WEBB
Director del Instituto del Perú de la USMP
Don Alberto Benavides de la Quintana falleció hace unos días, a los 93 años, pero su vida y obra son parte del nuevo Perú. Geólogo, minero, empresario y hombre de familia, en cada faceta nos deja logros y ejemplos que marcan hitos en el camino hacia un país mejor. 
Su gran aspiración se expresa en la frase “minería, un agente integrador”, subtítulo de sus recientes memorias personales. Benavides de la Quintana era un convencido de que la minería puede y debe constituir un instrumento de integración nacional​, creando nuevas opciones para pueblos olvidados y limitados en sus opciones para el desarrollo. Esa visión fue para él un compromiso de vida, cimentado en los “valores esenciales” (integridad, respeto, lealtad, transparencia y solidaridad) en la empresa que creó, Compañía de Minas Buenaventura, los que cumplió sin alardear. 
Además de su ética, Benavides de la Quintana era un devoto de la ciencia. Doctor en Geología por la Universidad de Harvard, cultivó una estrecha relación con profesores y estudiantes, quienes hacían su trabajo de campo en Huancavelica, cuna de la primera mina de Buenaventura. Fue pionero en convocar antropólogos como consejeros en las relaciones con trabajadores y comunidades. 
Gran parte de su éxito empresarial se debe a ese esfuerzo por mantenerse siempre en la frontera del conocimiento. Buenaventura ha destacado por su capacidad técnica para el descubrimiento de yacimientos y para la innovación tecnológica, y su acervo de capital humano constituye un capital intangible que se refleja en un valor de bolsa muy por encima del valor contable de la empresa. 
Muchos consideran a la minería como enemiga del desarrollo rural, idea frontalmente opuesta a la visión de Benavides de la Quintana. ¿Cuál es el balance de la minería en Huancavelica y, en particular, en la provincia de Angaraes, donde opera su primera mina? Siempre inquieto, en octubre pasado Benavides de la Quintana me citó para pedirme una opinión. 
Una respuesta fácil sería comparar el avance de la provincia minera de Angaraes con el de la vecina Acobamba, donde no existe minería. Los primeros resultados de nuestra investigación muestran que en diez años ambas provincias han experimentado un desarrollo considerable. La agricultura creció más en Acobamba, pero los ingresos familiares y los indicadores sociales crecieron ligeramente más en Angaraes. Acobamba se ha beneficiado de una mayor generosidad del gobierno central, pero la expansión de los caminos en Angaraes superó a la de Acobamba. 
Claramente, la minería ha sido un motor positivo para Angaraes, compensando las desventajas agrícolas de su accidentado territorio mediante el empleo en minería, el estímulo a otras actividades complementarias y una considerable obra social. La intervención de la empresa fue decisiva para que la electricidad generada en el Mantaro, que pasaba por encima directamente hacia la costa en cables de alta tensión, finalmente fuera aprovechada por la población de Huancavelica. 
La empresa apoyó en la construcción de dos carreteras principales de Angaraes, conectándola con Ayacucho y con la costa, en la llegada de dos universidades, y de programas de apoyo a la agricultura. Detrás de esa obra estaba la figura del siempre “don Alberto”, que recorría las alturas a loma de mula, compartiendo las comidas y casas de pobladores que lo recuerdan.

Retos de la industria minera peruana en el 2014

Stewart Udall, uno de los grandes políticos norteamericanos acotó una vez que “la minería es como una misión de búsqueda y destrucción”; al menos hasta cierto punto este razonamiento es completamente válido si tomamos en cuenta el carácter no renovable de los recursos objeto de la misma y los daños ambientales y sociales que rodean la apertura de cada mina.
Para los peruanos y especialmente para los ciudadanos de Arequipa la minería es un asunto cotidiano y ella le debemos por la mayor parte el que Perú sea la economía número 42 en el mundo y una de las de más rápido crecimiento a nivel internacional según el Banco Mundial; Perú es además el quinto país productor de oro (el primero en Latinoamérica), el segundo productor de cobre y está dentro del top 5 de países productores de zinc. Por otro lado, se espera una inversión record en la industria minera este año que superaría los $14 billones, y se estima que para el 2016 se doble la producción de cobre. En Arequipa se desarrollan proyectos de $4.4 billones en el área minera con la expansión de la Sociedad Minera Cerro Verde. Por otro lado, el pronóstico de los precios de los metales para este año es bastante alentador, pues se espera que el precio del oro se mantenga estable y la plata suba de precio en los mercados internacionales.
Sin embargo, la industria de la minería no ha estado nunca exenta de problemas en Perú, y muchos de esos problemas sobreviven hasta hoy, en parte, por la falta de una actitud más activa por parte del Gobierno. Hace algunos años, podríamos pensar que debido al proceso de transformación y apertura a las nuevas inversiones los problemas que rodean esta industria, como la minería ilegal, la falta de mano de obra calificada y el tema ambiental, podían excusarse por esa misma etapa de adaptación, pero hoy en día, cuando el proceso de globalización exige una mayor responsabilidad y compromiso, la presencia de los mismos es injustificable, sobre todo porque ellos acarrean la desviación de nuevas inversiones. http://blogs.revistasumma.com/economia-y-finanzas/2013/11/27/economia-mexicana-mercado-emergente-atractivo-para-los-inversionistas/
Para nadie es un secreto que la minería ilegal es un asunto grave en la región, que está presente en las 21 de las 25 provincias peruanas (incluyendo Arequipa). De acuerdo con The International Times, la minería ilegal en Perú genera más dinero que el tráfico de drogas, y el tráfico de oro resulta más productivo que el tráfico de cocaína. Además, el tráfico de oro representa un quinto del oro exportado desde del país, lo que resulta bastante alarmante, mucho más si consideramos que en vez de revertirse la tendencia, esta ha aumentado, en parte por la subida en los precios en el mercado de metales, probando inútiles los esfuerzos llevados a cabo por el gobierno hasta ahora.
Por otro lado, el rápido crecimiento de la economía peruana ha conllevado a que exista un déficit de alrededor de 17.000 profesionales calificados; profesionales que el país necesitará si espera mantener su éxito económico y ser internacionalmente competitivo. De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la CONCYTEC, Arequipa se encuentra dentro de uno de los centros económicos que va a tener más necesidad de mano de obra especializada. Si a esto le sumamos el hecho de que Perú ocupó el último lugar en el más reciente examen PISA que evalúa el nivel de los estudiantes de 64 países, llevado a cabo por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo; el panorama no parece ser tan alentador en este tema. Nuestro gobierno no debe olvidar que el capital humano es clave para la competitividad económica.
Por último, el problema medioambiental que rodea la extracción de metales y que está estrechamente vinculado tanto con el permiso social de la minería en ciertas áreas, como con la explotación ilegal, tampoco ha logrado ser superado, antes bien, manifestaciones y protestas han representado puntos de tranca en algunos proyectos. Por otro lado, la minería, especialmente de oro, ha devastado extensas zonas del Amazonas, lo que ha causado alarma a nivel internacional, siendo este daño virtualmente irreversible.
Ahora bien, si bien estas son tres áreas en las que el gobierno nacional y local necesitan sumar esfuerzos, también representan una gran oportunidad para que el país se convierta en propulsor a nivel mundial de una nueva manera de explotar la industria minera, para que asuma un rol de liderazgo internacional en esta área y sea un ejemplo a seguir para otras naciones en el tema minero.
Las políticas fiscales y macroeconómicas son esenciales para el éxito económico, sin embargo, cuando la mayor parte del PIB se basa en la industria minera, la atención debe centrarse también en superar los problemas que la aquejan. La minería no necesariamente debe ser una misión de búsqueda y destrucción, el probar que ello es posible debe ser la bandera del Perú para el 2014.


FUENTE: EL BUHO .

domingo, 15 de diciembre de 2013

¿Por qué valoramos tanto el oro?

¿Por qué valoramos tanto el oro?

La actitud frente al oro es extraña. Químicamente, no es interesante: a duras penas reacciona con otros elementos. No obstante, el oro es el que hemos tendido a escoger como moneda de cambio... ¿por qué?
 
¿Por qué no osmio o cromo o helio... o quizás seaborgio? No soy el primero en preguntarlo, pero lo estoy haciendo desde uno de los más lugares más irresistibles para hacerse esa pregunta: la extraordinaria exposición de artefactos precolombinos del Museo Británico.
 
Fue ahí donde me encontré con Andrea Sella, profesor de química del University College de Londres, al lado de una exquisita pechera de oro puro martillado.
Sacó una copia de la tabla periódica. "Algunos elementos son fáciles de descartar", me dice, haciendo un gesto hacia el lado derecho de la tabla.
 
"Aquí tenemos los gases nobles y los halógenos. Un gas nunca va a servir como moneda. No es práctico cargar pequeñas ampollas de gas". "Además no tienen color: ¿cómo va a saber uno qué es?"
 
Los dos elementos líquidos (a temperatura y presión ambiente) -mercurio y bromo- también serían poco prácticos. Además ambos son venenosos, la cual no es una cualidad que se aprecia en ningún tipo de monedas. Por la misma razón, podemos descartar el arsénico y varios otros.
 
Monedas explosivas
Sella desvía su atención entonces hacia el lado izquierdo de la tabla. "Podemos excluir también a la mayoría de estos elementos", dice.
 
"Los metales alcalinos y las tierras son demasiado reactivas. Mucha gente recordará cuando en el colegio metían sodio o potasio en agua: burbujean y luego estallan, y dinero explosivo no es muy conveniente".
 
Un argumento similar se aplica a otra clase entera de elementos, los radioactivos: uno no quiere dinero que le dé cáncer.
 
Quedan eliminados el torio, uranio y plutonio, junto con todo un bestiario de elementos creados sintéticamente -rutherfodio, seaborgio, unumpentio, einstenio- que sólo pueden existir por un momento como parte de un experimento de laboratorio antes de descomponerse radioactivamente.
 
Y luego está el grupo llamado "tierras raras", la mayoría son menos raras que el oro.
 
Desafortunadamente, son difíciles de distinguir químicamente, así que uno nunca sabría qué tiene en el bolsillo.
 
Diminutas u oxidadas
Eso nos deja con el área del medio de la tabla periódica, los metales transicionales y postransicionales.
 
Este grupo de 49 elementos incluye algunos nombres conocidos, como hierro, aluminio, cobre, plomo y plata.
 
Pero al examinarlos se evidencia que casi todos presentan serias desventajas.
 
Tenemos algunos elementos muy duros y durables a la izquierda: titanio y zirconio, por ejemplo.
 
El problema es que son muy difíciles de fundir. Se necesita que la caldera alcance unos 1.000ºC antes de poder empezar a extraer estos metales de sus minerales.
 
El aluminio también es difícil de extraer y es demasiado endeble para usarlo en monedas.
 
La mayoría de los otros metales en este grupo no son estables: se corroen al ser expuestos al agua o se oxidan con el aire.
 
El hierro, por ejemplo. En teoría parece un buen candidato a moneda. Es atractivo y se puede pulir hasta que brilla. El problema es el óxido: a menos de que uno lo mantenga completamente seco, es probable que se corroa.
 
Podemos excluir el plomo y el cobre por las mismas razones. Ha habido sociedades que han hecho dinero de ambos pero sus monedas no aguantaron el paso del tiempo, literalmente.
 
Ocho finalistas
 
Entonces, ¿qué nos queda? De los 118 elementos nos quedamos con apenas ocho contendientes: platino, paladio, rodio, iridio, osmio y rutenio, junto con los ya familiares oro y plata.
 
Se les conoce como metales nobles, "nobles" porque reaccionan muy poco químicamente con otros compuestos químicos.
 
También son muy raros, y ese es un criterio importante cuando se trata de encontrar una moneda de cambio ideal.
 
Incluso si el hierro no se oxidara, no sería una buena base para una moneda pues hay mucho a disposición.
Con todos los metales nobles, excepto el oro y la plata, el problema es el opuesto. Son tan escasos que habría que acuñar monedas diminutas, que se perderían con facilidad.
 
Además, son difíciles de extraer. El punto de fusión del platino es 1.768ºC.
 
Eso deja sólo dos elementos: el oro y la plata.
 
Ambos son escasos pero no imposiblemente raros. Ambos tienen un punto de fusión relativamente bajo y por ende son fáciles de tornar en monedas, lingotes o joyas.
 
Pero la plata se oscurece: reacciona con pequeñísimas cantidades de sulfuro en el aire.
 
Y es por eso que valoramos particularmente al oro.
 
Poco interesante pero... Resulta que la razón por la que el oro es precioso es precisamente porque químicamente no es interesante.
 
El que sea relativamente inerte implica que se puede crear un elaborado jaguar dorado, como hicieron los indígenas precolombinos, y confiar en que mil años más tarde podrá exhibirse en un museo en el centro de Londres, todavía prístino.
 
¿Qué nos dice este proceso de eliminación elemental sobre qué hace una buena moneda?
 
Primero, que no tiene que tener ningún valor intrínseco. Una moneda sólo tiene valor porque nosotros, como sociedad, decidimos que lo tiene.
 
Como vimos, también tiene que ser estable, portátil y no tóxica. Y debe ser bastante rara... muchos se sorprenderían de cuán poco oro hay en el mundo.
 
Si se juntara cada arete, moneda de oro, gránulos diminutos en todos las chips de las computadoras del mundo, todas las estatuas precolombinas, cada argolla de matrimonio y se fundieran, se estima que lo que quedaría es un cubo de 20 metros, más o menos.
 
...precioso
Pero la escasez y la estabilidad no son todo. El oro tiene otra cualidad que le hace destacarse entre todos los contendientes de la tabla periódica: es dorado.
 
Todos los demás metales son plateados excepto el cobre y, como ya vimos, éste se corroe, tornándose verde cuando se expone a la humedad del aire.
 
Eso hace que el oro sea distintivo.
 
"Ese es el otro secreto del éxito del oro como moneda", dice Sella. "El oro es increíblemente bello".
Entonces, ¿cómo es que ya no se usa el oro como moneda?
 
El momento trascendental llegó en 1973, cuando el entonces presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, decidió cortar los lazos del dólar estadounidense con el oro.
 
Desde entonces, todas las principales monedas son fiduciarias, es decir que la ley del país dice que hay que aceptarla como pago, aunque no esté respaldada por materiales preciosos sino por una promesa.
 
Nixon tomó esa decisión por la simple razón de que EE.UU. estaba quedándose sin suficiente oro para respaldar todos los dólares que había impreso.
 
El momento del adiós
Y ese es el problema del oro. Su suministro no va a la par con las necesidades de la economía. El suministro de oro depende de lo que se pueda extraer de las minas.
 
En el siglo XVI, cuando Europa descubrió que existía Suramérica y sus vastos depósitos, el valor del oro cayó, y por ello hubo un enorme aumento en el precio de todo lo demás.
 
El oro es ideal, pero la economía exige demasiado.
 
Desde entonces, el problema ha sido típicamente el opuesto: el suministro de oro ha sido muy rígido. Por ejemplo, muchos países evitaron la Gran Depresión en los años 30 desligando sus monedas del patrón oro. Al hacerlo, quedaron en libertad de imprimir más dinero y reactivar sus economías.
 
La demanda de oro puede variar incontrolablemente y, con un suministro fijo, eso puede llevar a cambios igualmente incontrolables en el precio.
 
En el ejemplo más reciente, el precio varió de US$260 por onza troy en 2001 a US$1.921,15 en septiembre de 2011, antes de caer a US$1.230, que es el precio actual.
 
Ese no es el comportamiento de un valor estable.
 
Así que, parafraseando a Winston Churchill, el oro es el peor elemento para ser moneda.
Aparte de todos los demás.
 
Particularidades del oro
Símbolo: Au (del latín aurum)
Número atómico: 79
Masa atómica: 196.97
Uno de los metales nobles que no se oxida en condiciones normales
Usado en joyería, electrónica, la industria aeroespacial y medicina
Se piensa que la mayoría del oro que se encuentra en la corteza terrestre se deriva de meteoritos
Los más grandes productores son China, Australia, Estados Unidos y Rusia
Fuente: US Geological Survey.
 
Por qué el oro es dorado
 
El color dorado del oro fue un misterio hasta hace poco, dice Andrea Sella. El secreto está en su estructura atómica. "La mecánica cuántica por sí sola no lo explica", señala.
 
"Cuando se trata del oro uno encuentra que el átomo es tan pesado y los electrones se mueven tan rápido que uno tiene que incluir la teoría de la relatividad de Einstein en las matemáticas".
 
"Es sólo cuando uno mezcla mecánica cuántica con relatividad que de repente lo entiende".
 
A diferencia de otros metales, que en su forma pura reflejan la luz directamente, los electrones en el oro "se agitan un poco", explica Sella, y el resultado es que el oro "absorbe un poco del espectro azul de la luz, lo que le da a la luz que se refleja ese distintivo color dorado".
 
Fuente: BBCMUNDO

martes, 13 de agosto de 2013

Responsabilidad Social

¿ La Responsabilidad Social Empresarial y sus enfoques?

Por: Luis Pareja Sedano

En la actualidad, el desarrollo y la globalización han incrementado la exigencia social de un comportamiento empresario más responsable.
Cada vez con mayor frecuencia, las empresas son vistas como ciudadanos corporativos[1] (empresas que cuentan con derechos y responsabilidades sociales básicas, éticas, laborales y medioambientales, que van más allá de la maximización de ganancias de corto plazo) por sus stakeholders (grupos de interés relacionados con la empresa), quienes vigilan y presionan a las compañías para que éstas avancen en el ámbito de la RSE, de manera tal, de asegurar su permanencia dentro del mercado.
_innovacion-social_Tradicionalmente, se consideran dos grandes enfoques de la Responsabilidad Social Empresarial que corresponden a la posición Liberal y Social, entre los cuales coexisten otros, que pueden clasificarse en diversas posiciones intermedias, los que serán revisados destacando aspectos que nos permitan congregar un enfoque integrado y de aplicación respecto al desempeño actual de las empresas en el ámbito relativo a estas prácticas.
La posición Liberal, es defendida principalmente por Milton Friedman, la cual postula que “existe una y sólo una responsabilidad social de la empresa, que es usar sus recursos y energías en las actividades diseñadas para incrementar sus beneficios, siempre y cuando permanezca dentro de las reglas del juego, es decir, esforzarse por una libre y abierta competencia, sin engaños ni fraudes”, apoyándose en la teoría de “la mano invisible” de Adam Smith, que señala que la interacción de los individuos en el mercado, guiados por sus propios intereses conducirán al bienestar general de la manera más efectiva y eficiente que si cualquier otra entidad o institución quisiera intervenir en esta dinámica. En este sentido, plantea a la doctrina de la RSE como fundamentalmente subversiva, pues distorsiona el funcionamiento del mercado generando ineficiencias en la asignación de los recursos disponibles.
La posición Social, en cambio, está basada en una naturaleza de la empresa mucho más amplia, en la que incorpora la relación de la entidad con diversos grupos e instituciones que integran el contexto social. En este ámbito, se visualiza a la empresa como un nuevo centro socializador que será responsable no sólo de las ganancias de los accionistas, sino que también del bienestar de la sociedad en la que se desenvuelve. Este enfoque se apoya en los planteamientos de Archie Carroll[2], quien manifiesta que el accionar de las empresas se ha enmarcado dentro de cuatro categorías progresivas de RSE referentes al desempeño económico, legal, ético y discrecional[3]. La primera de ellas es de índole económica, pues al producir de manera eficiente generará riqueza, contribuyendo así, al desarrollo nacional, esperando que su desempeño se supedite a las leyes y reglamentos establecidos, con el fin de normar y regular su campo de acción, así como también a las normas éticas y valóricas establecidas socialmente; deseando además, que en un nivel superior tenga orientaciones filantrópicas impulsadas por el interés corporativo con el fin de dar ayuda y solución a problemas de orden social. Estas cuatro categorías dan un lineamiento de las expectativas que la sociedad, en general, tiene del sector empresarial o las mismas corporaciones.
Los planteamientos intermedios a estos, corresponden a los enfoques: Iluminado del Self-Interest; de las Instituciones Sociales; de la Moral Personal; Legal; de la Ciudadanía Empresarial; de los Stakeholders; basado en la Virtud; y el Teológico o Religioso. De estas visiones, se ha considerado algunos aspectos de cuatro de ellos, los cuales se apoyan y confluyen a la creación de un enfoque más amplio, orientado a la aplicación actual de las políticas socialmente responsables.
De acuerdo al “Enfoque de los Stakeholders”, las responsabilidades de la empresa no sólo se limitan a los accionistas, sino que involucra un grupo más amplio denominado “stakeholders”, en el cual se encuentran todos aquellos grupos en los que impactan las actividades de la empresa, quienes permiten su existencia y además el logro de los objetivos de la misma, correspondiente a la maximización de las ganancias, tal como señala Elizabeth Vallance[4] quien plantea que “el propósito de los empresarios es la maximización del owner value de largo plazo”, que corresponde al valor de la empresa en términos de los beneficios de largo plazo reportados a los accionistas. Por esto, mantener buenas relaciones con los stakeholders, y como manifiesta Sir Geoffrey Chandler[5], contar con guías éticas que regulen las actividades empresariales, darán las pautas de sobrevivencia de la organización en un entorno competitivo en el largo plazo, ayudando a la consecución del objetivo empresarial.
En un sentido similar, el “Enfoque iluminado del Self-Interest”, desarrollado por Aram[6]; Arlow y Gannon[7]; y Mescon y Tilson[8], plantea ala RSE como una estrategia que ayuda a alcanzar el éxito o la maximización de beneficios, al promover una respuesta positiva por parte de la sociedad a cambio de tales prácticas. Sin embargo, para que esto ocurra será necesario que la comunidad conozca el comportamiento corporativo responsable de la empresa, lo cual demandará un análisis exhaustivo frente a los costos asociados a las iniciativas responsables y su comunicación, versus los potenciales beneficios que se podrían alcanzar, en el entorno de un contexto competitivo. Es así, como la comunicación del compromiso y actividades en materia de responsabilidad social que mantienen las empresas, se convierte en una pieza fundamental para la maximización de los beneficios; siendo relevante considerar qué comunicar, cómo y a quién. Para lograr una comunicación efectiva[9], existen elementos esenciales a considerar como la credibilidad y la transparencia de lo que se está informando, considerando también que se debe comunicar de forma simple eventos pasados que hayan sido exitosos, diseñando especialmente estrategias comunicacionales para cada stakeholders.
Así planteados, los dos enfoques anteriores convergen en la RSE como una herramienta que apunta al logro de los objetivos organizacionales, tomando en cuenta consideraciones vistas desde distintas perspectivas, sin que sean excluyentes entre ellas.
Sin embargo, también podemos considerar en un ámbito complementario, aristas del “Enfoque Legal” y del “Enfoque de la Ciudadanía Empresarial”, como elementos reguladores del accionar de las empresas, considerando por una parte, que desde una perspectiva legal las entidades al ser creadas y validadas por ley, deben actuar conforme a las reglamentaciones establecidas por la sociedad; y por otra parte, que en su calidad de ciudadanos corporativos deben ser capaces de desempeñarse de tal forma que contribuyan al bienestar comunitario, actuando responsablemente en todas y cada una de sus actividades.
Reuniendo los aspectos anteriores de las visiones citadas, podemos aglutinar tales perspectivas en un enfoque integrado, en el que señalamos a la RSE como una herramienta estratégica que ayuda a la consecución del objetivo corporativo de maximización de beneficios, incorporando en sus consideraciones no sólo a los accionistas, sino a todos los grupos de interés, que darán las bases y la posibilidad de la existencia de la empresa en el largo plazo, al actuar en un mercado competitivo. Sin embargo, para que las acciones realizadas logren los propósitos buscados, será necesario que las entidades encuentren la manera de comunicar su actuar responsable a los stakeholders, de manera efectiva, y se preocupen de realizar sus distintas actividades e iniciativas dentro del marco legal correspondiente.
En los últimos años, se han gestado numerosas organizaciones no gubernamentales en el mundo, que promueven e incentivan las buenas prácticas empresariales en lo relativo a lo social, laboral, medioambiental y de derechos humanos, las cuales junto al desarrollo de nuevos medios de comunicación y a la creciente globalización exigen mayor responsabilidad de las actividades empresariales, por lo que se han creado diversos indicadores en esta materia tales como Ftse4Good[10] y Dow Jones Sustainability[11], que permiten evaluar los comportamientos corporativos.
Estas exigencias en conjunto con el enfoque planteado contribuyen a la construcción de un concepto integrado de RSE que hoy se aplica a la gestión de las empresas tanto públicas como privadas, observándolas como entidades multifuncionales que deben ser capaces de responder a los requerimientos sociales, culturales, ambientales y legales, así como también a sus tradicionales labores de producción y generación de empleo y riqueza; lo cual en conjunto significa que las empresas deben integrar el desarrollo de sus funciones internas y externas simultáneamente, bajo la consideración socioeconómica que hoy orienta el accionar de las entidades.
La mayor relevancia que ha adquirido el concepto de RSE, de acuerdo a Teixidó y Chavarri[12], ha sido posible gracias al cambio en la concepción de las organizaciones respecto al modelo corporativo que las identificaba. En este sentido, se ha transitado desde una perspectiva técnico-utitarista, de orientación principalmente económica, hacia una visión plurifuncional de la empresa, en la cual desempeña un enfoque socioeconómico más amplio. Así también, se ha observado un cambio en la labor realizada por empresas de países en vías de desarrollo, en los cuales principalmente se efectuaban acciones sociales (llamadas también Inversión Social), catalogadas como caridad o beneficencia, las que tendían a ser confundidas con la noción de RSE. Esta situación hoy se ha visto esclarecida, entendiendo que la Inversión Social es parte de la RSE, pero que éste último término va mucho más allá de las acciones sociales, ampliándose a la consecución del desarrollo sustentable, mediante el cual se logre en forma conjunta el equilibrio medioambiental, integración de la sociedad y crecimiento económico.
De este modo, hoy se pone énfasis en aspectos tales como el interés común de la sociedad y su calidad de vida, el buen uso y conservación de los recursos, y un rol activo del gobierno e instituciones gubernamentales; situando a las organizaciones como unidades integradas dentro de un sistema abierto con el cual interactúan y del cual dependen.
Así vemos que las firmas ya no sólo tienen obligaciones con los accionistas, sino que se ha ampliado hacia nuevos frentes de responsabilidad que involucran a toda la comunidad debido a que en ella convergen diversos grupos de interés, tales como socios y accionistas, empleados y sindicatos, clientes y consumidores, gobierno y entes reguladores, comunidad, sociedad, líderes de opinión, grupos de interés público, asociaciones comerciales, competidores y proveedores, entre otros.

[1] Basado en: “The Center for Corporate Citizenship at Boston College” (URL: http://www.bc.edu/centers.html)
[2] “Business & Society: ethics and stakeholders management”; Carroll, Archie and Buchholtz, Ann K.; South-Western College Publishing, 1999.
[3] Ver Pirámide de Carrol: Anexo 1
[4] “Business Ethics at Work”, Cambridge University Press, 1995.
[5] “Business Ethics”, A European Review, 1996.
[6] “The Paradox of Interdependent Relations in the Field of Social Issues in Management”, Academy of Management Review,1989.
[7] “Social Responsiveness, Corporate Structure and economic performance”, Academy of Management Review, 1982.
[8] “Corporate Philantropy: A Strategic approach to the Bottom Line”, California Management Review, 1987.
[9] “Maximizing Reputation Benefits of Corporate Social Responsibility through effective Communications”, Canadian Business of Social Responsibility (CBSR), 2004.
[10] Índice elaborado por FTSE (Financial Times Stocks Exchange, entidad independiente que crea y gestiona índices bursátiles de todo el mundo), para medir el desempeño de las compañías reconocidas globalmente por sus estándares de responsabilidad corporativa y que además cumplen con una serie de requisitos medioambientales, de diálogo con los stakeholders y de respeto a los derechos humanos. Este índice tiene por objetivo alentar inversiones socialmente responsables y, a la vez, generar recursos para el Fondo para la Infancia de la ONU (UNICEF) (URL: www.ftse4good.com).
[11] Índice elaborado por Dow Jones Indexes, STOXX Limited y SAM; del cual ya forman parte compañías que están en el Dow Jones Stock 600 Index, y que además cumplen con una serie de requisitos en materia de sustentabilidad, siendo líderes en esta materia. Esta familia de índices comprende un índice global, tres regionales y uno del país. La evaluación de la sustentabilidad comprende un análisis de múltiples factores tanto sociales y medioambientales como económicos; con lo cual se otorga una puntuación determinada a cada compañía para la posterior elaboración de un ranking de sustentabilidad por industria. (URL: http://www.sustainability-indexes.com).
[12] “La Responsabilidad Social Empresarial: Repensando el papel de la empresa a inicios del siglo XXI”, Revista Filantropía y Responsabilidad Social en Chile, N°2, PROhumana.

martes, 2 de julio de 2013

Minera Xstrata reiteró disposición a renegociar el convenio marco en Espina

Representantes de la empresa indicaron que sus aportes podrían elevarse de US$10 millones a más de US$16 millones con desarrolo de Antapaccay

Minera Xstrata reiteró disposición a renegociar el convenio marco en Espinar
Minera señala que cumplen con las exigencias ambientales y que tienen el respaldo de diversos estudios. (Foto: Archivo El Comercio)






Frente a las protestas y agitaciones contra las operaciones de la minera Xstrata que se han registrado en las últimas semanas en la provincia cusqueña de Espinar, representantes de la empresa reiteraron hoy su voluntad de renegociar aspectos operativos del convenio marco a fin de hacerlo más efectivo.

“Creemos que el convenio marco (suscrito en conjunto con la población y autoridades) puede ser atendido en algunos aspectos. Por ejemplo, en el tema de desarrollo de empleo local, en el tema de desarrollo de proveedores, en el tema de desarrollo de capacidades y competencias de nuestros jóvenes en Espinar”, dijo el gerente de operaciones de Xstrata Tintaya, Luis Rivera.

Consultado sobre la disposición a elevar los aportes de la minera planteados en el convenio (3% de sus utilidades), Rivera indicó que sí se lograría un aumento siempre que se concrete el desarrollo del proyecto Antapaccay, expansión de la actual mina Tintaya.

“Hay que entender que Tintaya está cerrando a fines de este año. Esto iba a significar que todos los aportes iban a fenecer, incluyendo el aporte del 3%, los impuestos a la renta, el gravamen minero, las regalías. Más del 50% de nuestras utilidades se van en impuestos, todo eso iba a ser cero. Pero con (el desarrollo) de Antapaccay se va a permitir que en términos absolutos que los aportes del convenio marco se incrementen en 60%, es decir de 10 millones a más de 16 millones de dólares durante los próximos años”, señaló.

DESMIENTEN CONTAMINACIÓN
Giovanni Rossinelo, gerente de Ambiente de Xtrata Tintaya, dijo que las operaciones que realiza la minera en Espinar cumplen las exigencias ambientales, desmintiendo así la versión de que son los responsables de una contaminación en los ríos Salado y Cañipía, el cual fue el argumento principal que erosionó la huelga indefinida en la provincia cusqueña el 21 de mayo pasado.

“Tintaya siempre se ha caracterizado pr cumplir el marco normativo legal y, en ese sentido, el sistema de gestión ambiental que mantenemos ha podido demostrar con eficacia que no existe ningún tipo de contaminación en el entorno [...] Tenemos respaldado por más de 20 muestreos participativos que se han hecho en el entorno conjuntamente con las comunidades y tenemos también monitoreos del Osinergmin”, señaló en declaraciones para RPP.

domingo, 30 de junio de 2013

PROYECTOS MINEROS CON EIA APROBADO CON MAYORES POSIBILIDADES DE OPERAR 2013-2016

YANACOCHA

"Las mineras junior ahora se demoran más en vender sus proyectos

"Las mineras junior ahora se demoran más en vender sus proyectos"

Jueves, 27 de junio del 2013

El segmento sigue dinámico, pero se hace más difícil explorar. El problema está en los menores precios, la demora de los permisos y los conflictos sociales, segúnMagali Arellano, gerente de Peru Top Publications, que publicó “Proyectos y prospectos mineros en el Perú 2013-2016”.
Magali Arellano, gerente de investigación y proyectos de Peru Top Publications, advirtió que la rentabilidad de las mineras viene bajando desde el 2011 y muchas de ellas están aguardando un mejor momento, sobre todo las mineras junior (Lea la primera parte de la entrevista). Tras su investigación “Proyectos y prospectos mineros en el Perú 2013-2016”, el suplementoMinera de Gestión conversó con la ejecutiva sobre la situación de las exploradoras.
¿Hay un menor dinamismo de las juniors?
No. En el Perú, hay 225 empresas matrices: alrededor de 70 son mineras major y el resto son mineras junior. De éstas últimas, unas 96 son canadienses con 225 proyectos y las demás son otros países con 440 proyectos y 360 prospectos. Es bien dinámico el segmento, pese al tema de la competitividad. Según el índice Fraser, en políticas mineras el Perú pasó del puesto 28 al 58 y en potencial minero del 4 al 35 entre el 2008 y el 2012, debido a losconflictos sociales.
¿No se están demorando en vender sus proyectos?
Sí. Me parece que antes los vendían más rápido, como fue el caso de Toromocho: la minera Chinalco lo compró a muy bajo precio (a la junior canadiense Perú Copper). En principio, por ejemplo, la minera Candente quería vender su proyecto Cañariaco, luego lo capitalizó en la bolsa y ahora quiere desarrollarlo. Varias empresas llevan varios años solo repitiendo que sus proyectos van salir.
¿Qué debemos hacer para ganar terreno en la conflictividad?
Ver los tres modelos emblemáticos. El proyecto Magistral de la minera Milpo, donde se acordó el 2% de las ventas a la comunidad de Conchucos, además de S/. 15 millones de fondo social. El proyecto Quellaveco de Anglo American con un compromiso de S/. 2 mil millones para la comunidad durante 36 años. Y el proyecto Ollachea, donde la mineraIRL le está dando el 5% de las acciones a la comunidad. ElMEM y Proinversión deberían poner como requisito estos modelos.
Tras burocráticas
¿La regulación ambiental es una traba?
Los estándares ambientales son bien altos. Es como el modelo canadiense. De repente, se piensa que un país tercermundista como el Perú no debería tener una regulación tan fuerte, pero qué bien que la tengamos a ese nivel. Ya tenemos bastantes pasivos ambientales mineros, superan los 900 en el país, y nadie quiere hacerse cargo de las remediaciones.
¿Las mineras están conformes con la tributación?
Muchas empresas se quejan de que sus impuestos han subido 5%. Se tendría que ver cuál es el impacto real porque los dos nuevos tributos –el gravamen y el impuesto especial– reducen el Impuesto a la Renta. Entonces, hay que ver cuánta es la recaudación neta. Y hay otro asunto: en el 2010-2012 hay un vuelco a la baja del canon minero y cada vez se recauda menos.